Saltar al contenido
Tienda de cachemir

Bufandas de cachemir

La moda del cachemir está en su momento. Este tejido aumenta las ventas con el frío del invierno, que poco a poco va llegando. Si bien en nuestros días el producto de lana cashmere más vendido es el jersey, la bufanda de cachemira se está volviendo popular. Echa un vistazo y llévate a casa el modelo que más te guste. Tenemos bufandas elegantes, clásicas, informales… Las hay para todos los gustos.

Compra las mejores bufandas de cachemir online

Una bufanda es una prenda que se emplea alrededor del cuello para resguardarla del frío y el viento. Aparte de las propiedades estéticas que ya de por sí tiene, la bufanda de kashmere se utiliza primordialmente en invierno, cuando empiezan a llegar los aires fríos. Una bufanda de cachemir es especialmente eficaz para aquellos que son sensibles a los dolores de garganta y quiere protegerse de las anginas.

¿Por qué elegir una bufanda de cachemire?

Una bufanda de cachemira está en contacto directo con la piel y el cuello, con lo que además de ayudar a mantener la temperatura, nos proporciona suavidad y no molesta con los habituales picores de otros tipos de lana. Por eso, las bufandas de kashmir son ideales como prendas de invierno.

Además de esto, con frecuencia, las bufandas de cashmere son finas, lo que hace que desaparezca la sensación de estrangulación que podrían ocasionar ciertas bufandas de otros materiales.

Aquí puedes encontrar bufandas de kashmere para hombres y mujeres. Para la mujer, es posible comprar bufandas de cachemir de gran tamaño y forma cuadrada, prenda que se conoce habitualmente como pashmina. Las bufandas de kashmir para hombre se presentan más bien como un complemento muy elegante, alargada con o sin flecos.

Cómo lavar la ropa de cashmere

La cachemira es un material frágil y caro, con lo que debes seguir ciertas instrucciones cuando lo laves.

El cachemir se puede mojar, pero únicamente con agua fría: este tejido cuanto más se limpia, más suave se vuelve. Se aconseja lavar las prendas de cachemir una vez después de cuatro o veces de uso.

Confía el lavado de su ropa de cachemira a la lavandería

La solución más simple, aunque también la más cara, es llevar la ropa de Kashmir a los especialistas en lavado: las lavanderías.  De esta forma, hallarás tu ropa suave y sedosa y te librarás de la tarea de lavado en casa.

Limpieza de la cachemira en una lavadora

El cachemir se puede lavar a máquina siempre y cuando así lo especifique la etiqueta, aunque siempre con agua fría (máximo 30ºC), usando para ello el programa de lana y un detergente igualmente destinado a dicho tejido.

Cuando se lava en lavadora, lo idóneo es no mezclar las prendas de cachemira con ropa de otros textiles. Para esto, se aconseja el empleo de una red o bien, si es preciso, te recomendamos que envuelvas el jersey de cashmere con una toalla de baño, por poner un ejemplo.

Y por encima de todo: ¡Jamás emplees un programa de secado en la ropa de cachemir! Si lo haces, debes saber que corres el riesgo de desfigurar o quemar las prendas.

Cómo secar las prendas de kashmere

El secado de la prenda es seguramente la labor más difícil. El kashmere es un material extensible y en consecuencia muy alterable. Para mantener la ropa en perfecto estado sigue las indicaciones que a continuación te damos:

  • Nunca debes retorcer una prenda de cachemira ni tampoco escurrirla.
  • La mejor forma de quitar el exceso de agua es apretar la prenda suavemente con una toalla limpia y seca, sin retorcerla. El secado debe realizarse de forma natural en una superficie plana.
  • No cuelgues tu jersey de cachemira en una percha o una cuerda de tender la ropa. Esta manipulación deformará la prenda.

¿Con qué frecuencia hay que lavar las prendas de cachemir?

La ropa de cachemira es frágil y probablemente te preguntes cada cuánto tiempo debes lavar las prendas de este tejido. Sabemos es un material de gran lujo, verdaderamente bonito y caluroso.

Debemos decir que esta es una pregunta que al principio puede parecer banal, aunque si lo piensas, poco a poco entiendes que es una cuestión relevante.

Has de saber que el cachemir adora el agua y, por tanto, cuanto más esté en contacto con ella, más sedoso va a quedar. Por ello, es esencial lavarlo con regularidad, más sin que sea excesivo.

Lo que nosotros recomendados es que laves tus prendas de cachemir de manera frecuente, esto es, cada cuatro a cinco veces que las uses. Un pequeño matiz: si quieres o si te parece demasiado tiempo, entre lavados, puedes optar por sumergir la prenda en agua sin detergente y dejarla secar.

Mi ropa de cachemir ha encogido, ¿Cómo puedo solucionarlo?

Si te gusta el cachemir y tienes muchas prendas de este material, debes saber que se trata de un tejido muy delicado. Esto significa que tienes que lavarlo con cuidado.

El cachemir es un material muy sedoso, suave y frágil, por lo que requiere mucha atención. La tarea más difícil cuando tienes una prenda de cachemira es su limpieza.

Pero volvemos a repetirlo: ten presente que al cachemir le chifla el agua. Por ello, no dudes en lavarlo. Lo esencial es que a la hora de hacerlo uses un detergente especial para lana, y nunca uses suavizante. No obstante, si una bufanda de cachemir o bien otra prenda encoje, ¿hay forma de arreglarlo? Debes saber que hay una forma de intentar que una prenda de cachemir vuelva a su tamaño.

En nuestra experiencia personal, podemos decir que hemos usado esta operación para recuperar unos calcetines de cachemir, y, aunque el resultado no fue perfecto, conseguimos que al menos recuperasen algo de tamaño. El método a seguir es el siguiente:

  • Necesitarás un champú para bebés ultra suave… ya se sabe, si es bueno para un bebé y no le daña la piel ni el pelo…. Tampoco va a ser agresivo la ropa de cachemir.
  • Vierte varios litros de agua templada en el fregadero.
  • Añade tres cucharaditas de champú y mezcla bien con el agua. Para ello, mezcle tres cucharaditas de champú. A continuación, sumerge la prenda y lávela con las manos con mucho cuidado.
  • Hecho esto, seca suavemente la prenda de cachemira sobre una superficie lisa y plana como ya se explicamos en el apartado correspondiente al lavado en esta misma página.

Después de ello, lo normal es que tu prenda haya mejorado su aspecto recuperando algo de tamaño.

Otros productos de cachemir que puedes comprar